Definición de Sentido de Pertenencia

El ser humano ha sido definido como un animal social por naturaleza. Un niño habla de su familia, su colegio o su equipo deportivo. Un adulto forma parte de una empresa o una asociación. Todos estamos integrados en alguna estructura superior. Este vínculo entre el individuo y el colectivo en el que se encuentra genera un lazo emocional. Para expresar esta idea hablamos del sentido de pertenencia.

Identidad personal y sentido de pertenencia

Como norma general, todo individuo tiene una familia, una patria y algún tipo de afición compartida con otras personas. Nuestra familia es mucho más que unos apellidos compartidos. El lugar donde nacemos es más que un nombre o un espacio geográfico. El grupo con el que compartimos inquietudes y anhelos es como una segunda familia.

Podríamos decir que todos necesitamos formar parte de algo. Construimos nuestra identidad personal a partir de los diferentes vinculaciones con los demás.

En el ámbito empresarial

Algunas empresas intentan crear un clima laboral saludable entre sus empleados. Para conseguirlo hay muchas estrategias posibles: salarios razonables, incentivos, buenas condiciones de trabajo, etc. Sin embargo, un grupo de trabajadores de una entidad cumplirá con sus objetivos siempre y cuando experimenten un sentido de pertenencia.

En otras palabras, no son simples asalariados que comparten un mismo espacio laboral durante una jornada, sino que forman parte de un equipo y de un proyecto en común. Para que este objetivo se convierta en una realidad es deseable que el conjunto de los empleados de una empresa se identifiquen con los valores de la entidad. Así, se produce un sentido de pertenencia cuando el interés personal de un empleado conecta con el interés general de su empresa.

Por otra parte, muchas mascotas, especialmente los perros, tienen una conexión emocional con sus compañeros humanos. El perro siente que forma parte de un hogar y los humanos decimos de nuestro perro que es uno más de la familia.

En el reino animal

Los lobos, algunas especies de simios, los delfines o las abejas son animales que mantienen estrechas relaciones con otros individuos de su misma especie. En las manadas de lobos cada miembro del grupo tiene un rol determinado, pero todos ellos están unidos por algo invisible, la pertenencia al grupo.

En el caso de los gorilas estos animales comparten juegos y se ayudan mutuamente.

Los delfines se desplazan juntos, se comunican entre sí y ofrecen su ayuda si uno de ellos se encuentra amenazado.

Las abejas tienen una estructura social muy bien definida.

En todas estas circunstancias hay un cierto sentido de pertenencia.

Imagen Fotolia. Karl

Definición Siguiente >>