Definición de Superestructura

SuperestructuraUsado en ingeniería, el término superestructura sirve para referirse a la parte más elevada de un conjunto estructural. Así, por ejemplo, toda la estructura que se encuentra por encima de la cubierta de un barco se denomina superestructura. De igual modo, en los puentes, la parte estructural situada por encima de los elementos de apoyo es la superestructura.

También se utiliza para referirse a estructuras y obras arquitectónicas o de ingeniería de gran tamaño y especial complejidad en su construcción

En teoría económica, la superestructura es un concepto de origen marxista que sirve para definir al conjunto de elementos de la sociedad que dependen directamente de la infraestructura (base material que sustenta la sociedad e incluye las relaciones de producción y las fuerzas productivas), como sucede en el caso de las formas jurídicas, religiosas o políticas de un determinado momento histórico.

Profundizando en la superestructura económica

El concepto de superestructura es fundamental en el desarrollo de toda la teoría económica marxista. Es más, la superestructura es uno de los componentes básicos de la tesis del materialismo histórico.

La superestructura no adopta una personalidad propia e independiente, sino que está directamente relacionada con las condiciones económicas de la sociedad, amoldándose a los intereses de clase de aquellos grupos sociales (las clases dominantes) que la han creado. Por tanto, todo cambio en la superestructura es consecuencia inmediata de algún cambio sufrido en la base social o infraestructura.

De esta teoría se derivan algunas consecuencias importantísimas, ya que, en primer lugar, para poder comprender en su totalidad la composición de la superestructura hay que comprender primero la infraestructura y los cambios económicos que afectan a la superestructura.

Por otro lado, la idea de que la independencia del pensamiento con respecto a las condiciones materiales que componen la sociedad es imposible, lleva a poder afirmar la existencia de un determinismo provocado por factores externos.

Desde un punto de vista filosófico, estas dos consecuencias se reflejan en la idea de que la historia misma de la filosofía no puede estar basada solamente en la historia del pensamiento (o sea, cómo unos sistemas de pensamiento filosófico van dando lugar a nuevos sistemas).

Resulta necesario buscar algo externo a la filosofía, como puede ser la economía, para poder darle sentido. De esta manera, los sistemas filosóficos son una consecuencia inmediata de las condiciones económicas imperantes de un momento concreto de la historia.

Foto: iStock, Alexei Cruglicov

Definición Siguiente >>