Definición de Tartessos

Según diferentes fuentes griegas del mundo antiguo, especialmente los relatos del historiador Herodoto y de Hecateo de Mileto, hace 3000 años existió en la península ibérica una civilización. Su nombre era Tartessos y sus habitantes fueron llamados tartesios.

Quienes primero contactaron con ellos fueron seguramente los navegantes fenicios. Así, cuando llegaron a la bahía de Cádiz se adentraron por el río Guadalquivir y comerciaron con los tartesios. Los fenicios obtenían metales y minerales y a cambio los tartesios recibían telas y otras mercaderías.

En excavaciones arqueológicas realizadas en la provincia de Sevilla en la década de 1960 se encontraron restos de cerámica, joyas y metales que podrían pertenecer a esta civilización perdida.

También, se han encontrado algunos restos en Huelva, Extremadura y la costa este de la península. La gran dificultad para conocer mejor esta civilización es la ausencia de asentamientos humanos.

Más enigmas que respuestas

Son escasos los datos que se tienen sobre esta civilización. Sabemos que conocían la escritura y que tenían su propio alfabeto, que su rey más legendario se llamaba Argantonio, que dominaban avanzadas técnicas metalúrgicas y que en su territorio abundaban las minas de oro y de plata.

Por otra parte, dominaban la agricultura y mantenían contactos comerciales con otros pueblos del Mediterráneo. Desde el punto de vista de las creencias religiosas, adoraban a divinidades femeninas.

De toda esta información se extraen algunas conclusiones. En primer lugar, Tartessos fue un territorio próspero, ya que en la antigüedad el dominio de los metales era el factor que determinaba la riqueza de un pueblo.

Por otro lado, algunos investigadores afirman que en realidad los taresios no eran originarios de la península sino que provenían del Mediterráneo oriental (en este sentido llama la atención que el sufijo "ssos" procede de Asia Menor). Se afirma también que sus pobladores pudieron ser griegos expulsados de sus territorios originarios.

Según algunos estudios, Tartessos pudo ser el resultado de una fusión cultural entre sus pobladores originarios y otros pueblos. Se ha llegado a decir que el rey Salomón obtuvo sus grandes riquezas de esta civilización. En los relatos mitológicos de los griegos también aparecen referencias a esta cultura de la península ibérica.

En la actualidad los investigadores sostienen que Tartessos pudo ser el primer reino civilizado del mundo occidental. Por último, es muy probable que la cultura tartésica desapareciera con la llegada de los cartagineses.

El Dorado de la antigüedad

Historiadores, arqueólogos y otros investigadores no se ponen de acuerdo sobre esta antigua civilización. A pesar de ello, se ha llegado a decir que fue "El Dorado de la antigüedad".

Tras la época tartésica el sur de la península fue dominado por distintos pueblos íberos, especialmente los turdetanos. Algunos investigadores afirman que los íberos heredaron el estilo de vida de los tartesios.

Definición Siguiente >>