Definición de Terrorismo

Se conoce como terrorismo a toda actividad criminal de carácter violento que se realiza con el fin de conseguir una serie de objetivos políticos. Normalmente, aunque no de forma exclusiva, se aplica esta definición a la comisión de actos que implican derramamiento de sangre o atentados contra la vida humana, y que se llevan a cabo por parte organizaciones o individuos con la intención de ejercer coacción para lograr sus aspiraciones.

Sin embargo, la propia connotación política del término terrorismo hace que éste pueda ser utilizado, en ocasiones, como arma arrojadiza, en especial por parte de gobiernos con escaso talante democrático y que emplean la palabra terrorismo para definir las actividades de adversarios políticos que se oponen a un régimen.

Objetivos del terrorismo

A diferencia de los actos de delincuencia común, el terrorismo se mueve por objetivos políticos. Su pretensión no es otra que la de crear una situación de caos y terror en la población que fuerce a los gobiernos existentes a claudicar ante sus demandas.

Lo que llama la atención de éste hecho es que, históricamente, está comprobado que el uso del terrorismo casi nunca redunda en el logro final de dichos objetivos, ya que los gobiernos crearían un peligroso precedente en el caso de ceder a los presiones de éstos grupos. De ahí que algunos estudiosos del fenómeno terrorista se resistan a ofrecer una explicación tan simple para la comisión de éste tipo de actos.

El terrorismo es un asunto de especial complejidad porque en él se interrelacionan aspectos políticos con otro tipo de factores.

Terrorismo integrista

Prueba de ello es el auge de movimientos integristas que hacen del terrorismo su razón de ser. Estos movimientos no se circunscriben a un territorio geográfico determinado ni pretenden que un gobierno en concreto adopte una serie de medidas políticas. Son movimientos con un fuerte trasfondo religioso que pretenden imponer una serie de patrones culturales propios del islamismo radical y que actúan a nivel global en todos aquellos ámbitos en los que les resulta posible.

Grupos como Al-Qaeda o Isis han creado una nueva visión del concepto terrorismo. Lejos de actuar en la clandestinidad, buscan obtener la mayor exposición posible y tratan de reclutar nuevos miembros utilizando las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

El terrorismo es, por lo tanto un fenómeno que tiene multitud de connotaciones, y la dificultad de definir sus causas y orígenes es, en gran medida, el motivo de que resulte tan complicado de erradicar.

Apología del Terrorismo

ApologIa-TerrorismoUna apología es una argumentación en defensa de algo, normalmente de unas ideas. Algunas obras son una apología (la Apología de Sócrates es el ejemplo clásico más reconocido). En principio, defender unas ideas o enaltecerlas no tiene ninguna valoración negativa ni problemática. Sin embargo, si esas ideas están relacionadas con el terrorismo existe un problema legal, pues el terrorismo es una actividad delictiva.

El terrorismo es, como su nombre indica, imponer el terror a través de una acción violenta. Como es lógico está perseguido por la ley y es socialmente rechazado por la inmensa mayoría de la población. Sin embargo, la apología del terrorismo implica una contradicción entre dos conceptos: existe la libertad de expresión, aunque en el contexto del terror dicha libertad puede ser castigada por la ley.

Se podría afirmar que la apología del terrorismo es la excepción de la libertad de expresión. Cualquier idea se puede defender en un país democrático, no importando su significado ni ningún otro aspecto. Ante esta norma general, hay una excepción: todo vale menos la defensa de unas ideas que justifiquen o pretendan alentar una acción terrorista.

El conflicto entre la libertad de expresión y su limitación se ha puesto de manifiesto en aquellos países donde existe el fenómeno terrorista en mayor o menor medida (España, Colombia y con anterioridad en otras naciones de Latinoamérica). En este tipo de contextos, suele haber organizaciones políticas que no cometen un delito de terrorismo explícito (no se manchan las manos de sangre), pero con sus palabras y discursos pretenden alentar o justificar la acción de algún grupo terrorista y esta actitud sí es delictiva.

Existen algunos medios de comunicación que ideológicamente comparten algunas valoraciones con ciertos grupos terroristas. El contenido apologético de la información que comunican se encuentra en una frontera delicada, ya que hay el amparo del principio reconocido de la libertad de expresión y a la vez existe una incitación a la violencia.

No resulta fácil determinar cuándo ciertas afirmaciones pueden constituir un delito de apología del terrorismo. El motivo es simple: los defensores o partidarios de estas ideas intentan utilizar un lenguaje ambiguo, de tal manera que sea difícil realizar una acusación formal de apología del terror. En este sentido, hay que indicar que no solo se persigue la manifestación de afirmaciones afines a las ideas terroristas, sino que también se penaliza el uso o la divulgación de la simbología de los grupos que practican alguna forma de terror (en los campos de fútbol en España está prohibido mostrar banderas o símbolos que tengan alguna relación con la violencia terrorista).

Definición siguiente. Teoría de los Dos Demonios >>

Escrito por Juan Carlos García para la Edición #31 de Definición MX , en 09/2015.

Más definiciones por el/la autor/a

Imagen: iStock. Media