Definición de Trastornos

trastornosLos trastornos son afecciones que afectan a la salud de los individuos. Por extensión el término suele aludir a distintos problemas que se manifiestan en diversas áreas de la actividad humana. Estos suelen representar en buena medida un problema que afectan las facultades físicas y psicológicas de las personas de un modo moderado, sin que sus consecuencias sean profundas. La medicina suele hacer una disección de éstas afecciones con la finalidad de lograr un estudio cabal sobre ellas y generar los mejores tratamientos.

La principal dificultad a la hora de establecer un determinado trastorno es definir unos parámetros de normalidad sobre los cuales tomar un punto de vista. En este sentido puede hacerse una distinción entre los trastornos que afectan al organismo y que pueden evidenciarse con facilidad, y aquellos que tienen como medio la psiquis humana. En el primer caso, la observación se realiza con respecto a circunstancias físicas o fácilmente medibles, mientras que en el segundo debe hacerse una evaluación del comportamiento del paciente. Lo que ambas circunstancias tienen en común es el hecho de que la experiencia para el paciente implica malestar y le dificulta en su diario desenvolvimiento.

En algunos casos, los trastornos pueden atemperarse mediante tratamientos que incluyen el uso de fármacos. En otros, no obstante, es necesario hacer una revisión de condiciones de vida, de hábitos, etc. En cualquier caso, si se quiere llegar a un solución óptima siempre es esperable la consulta a un profesional calificado.

La lista de trastornos registrados por la medicina es en extremo larga. En general suele hacerse una descripción de los mismos por los síntomas que el paciente manifiesta y por los signos observados. Paralelamente se suelen establecer las diversas respuestas que se han obtenido en función de distintos tratamientos. La actualización es de gran relevancia en la materia.

Los trastornos pueden tener una causa de índole interna, de índole externa o una confluencia de ambas. Así, existen factores ambientales que orientan al organismo a enfermarse, mientras que también existen condiciones innatas que hacen que el trastorno emerja con el paso del tiempo. En el caso de trastornos causados por ambas circunstancias, existe una predisposición natural a determinadas enfermedades que un determinado ambiente suele gatillar.

La lista de trastornos suele aumentando continuamente, generando nueva literatura, nuevas descripciones, nuevos ámbitos de estudio, etc. Esto, lejos de significar que existen nuevas problemáticas en lo que respecta a la salud, manifiesta una mejora en el relevamiento de los problemas que nos aquejan.

Definición Siguiente >>