Definición de Verbos

El verbo es la categoría gramatical más amplia y compleja que existe por la cantidad de palabras que incorpora, las flexiones y la importancia que tiene dentro de la oración, permitiendo expresar acción (yo bailo), estado (yo soy) o pasión (yo odio), y caracterizándose por presentar variaciones de tiempo, modo, aspecto, así como en propiedad de persona y número, visibilizándose al momento de la conjugación.

El verbo es el núcleo del predicado, sin verbo simplemente no hay oración, todos los demás elementos se subordinan a este y giran en torno a él.

Ejemplos de los modos indicativo, subjuntivo e imperativo

El modo es un tipo de variación del verbo y expresa la postura del sujeto ante la acción verbal. Los verbos pueden conjugarse de acuerdo con tres modos: indicativo, subjuntivo e imperativo. Cada uno posee características específicas que determinan el significado de los verbos.

El modo indicativo hace referencia a situaciones reales y concretas, por ejemplo: hoy lavaré mi coche. Dicha oración designa una acción completamente real y posible. Otros ejemplos serían: Andrés jugó fútbol ayer, Mariana quería usar ese vestido, Mi mamá llega hoy por la tarde.

El modo subjuntivo, por otro lado, expresa posibilidad, probabilidad, deseo o duda, es decir, situaciones no reales, por ejemplo: cuando gane la lotería. Dicha oración expresa el deseo del sujeto por obtener algo, sin embargo, no se habla de algo real sino de una posibilidad. Otros ejemplos serían: Ojalá pudiera regresar el tiempo, Si hubiera hecho la tarea.

Finalmente, el modo imperativo resulta de una orden, mandato, invitación o incluso ruego, por ejemplo: limpia la cocina. Dicha oración puede expresar la orden de una persona o bien una súplica de la misma. Otros ejemplos serían: Salgan de mi cuarto, Vete de aquí, Limpiad todo el desastre.

Tiempos verbales

Los tiempos verbales son diferentes según el modo, en el modo indicativo hay cinco tiempos simples y cinco compuestos, en el modo imperativo hay tres tiempos simples y tres compuestos, mientras que en el modo imperativo sólo hay un tiempo.

En los tiempos simples sólo se conjuga el verbo respectivo: escribió, baila, jugará; mientras que en los tiempos compuestos se conjuga el verbo auxiliar haber acompañado del participio del verbo conjugado como en: había comido.

Clasificación y ejemplos de verbos personales e impersonales

Los verbos personales son aquellos que pueden conjugarse con cualquiera de las seis personas gramaticales en cualquier tiempo, por lo que indican la acción, estado o pasión de alguien.

Por ejemplo: yo como, tú bailaste, él jugaba, nosotros reímos, ustedes llorarán, ellos trabajarían.

En cambio, los verbos impersonales o defectivos sólo pueden conjugarse con la tercera persona del singular y suelen indicar aspectos meteorológicos. Se llaman impersonales porque no responden a ninguna persona y por lo tanto no tienen sujeto, sin embargo, sí es posible conjugarlos en los distintos tiempos verbales.

Por ejemplo, en el caso del verbo llover hablamos de un verbo impersonal relacionado con una condición meteorológica y podemos conjugarlo en todos los tiempos verbales, pero solo con la tercera persona: hoy llueve, ayer llovió, mañana lloverá, aquí no llovía, llovería si hubiera más nubes, quiero que llueva, quisiera que lloviera, si lloviere.

Verbos copulativos y predicativos

Los verbos copulativos o atributivos son aquellos que no expresan una acción por parte del sujeto, si no más bien dan un atributo o característica del mismo, esto sucede principalmente con los verbos ser, estar, parecer. Por ejemplo: Mariana está cansada. El verbo no nos indica una acción por parte de Mariana, de hecho, podríamos ver la palabra “cansada” como un simple adjetivo de Mariana: Mariana cansada o la cansada Mariana.

Los verbos predicativos son aquellos que sí expresan un estado, acción o pasión y se dividen en transitivos e intransitivos. Un verbo predicativo podría ser prácticamente cualquiera que no sea copulativo como: Joaquín asiste a la escuela.

Verbos transitivos e intransitivos

Los verbos transitivos son aquellos que hacen recaer la acción sobre un objeto, en otras palabras, todos los verbos que puedan tener un objeto directo o un complemento de objeto directo serían transitivos. Por ejemplo: Ximena cocinó un pastel, en este caso la acción recae sobre “un pastel” que es lo cocinado.

Los verbos intransitivos son aquellos que no requieren de un objeto directo o un complemento de objeto directo para completar su significado. Por ejemplo: La paloma desapareció durante el acto de magia. La acción de desaparecer no recae sobre nadie, simplemente es ejercida por el sujeto. Algunos verbos pueden ser tanto transitivos como intransitivos.

Verbos reflexivos y recíprocos

Los verbos reflexivos son aquellos cuya acción recae sobre el sujeto mismo y se caracterizan por ir acompañados de un pronombre. Existe verbos que pueden ser reflexivos y no reflexivos, pero también existen otros que son exclusivamente reflexivos. Por ejemplo: Pedro se peina por las mañanas y Pedro peina a su mamá, como puedes ver, este es un tipo de verbo que puede ser reflexivo o no.

Los verbos recíprocos se caracterizan por tener un sujeto de dos o más personas que realizan una acción y al mismo tiempo la recibe, es decir, hay una acción recíproca. Por ejemplo: Juan y María se besaron, en este caso, tanto Juan como María ejercen y reciben la acción de besar.

Reglas de los verboides

Los verboides o formas no personales del verbo no son propiamente verbos dado que no presentan ninguna de las variaciones de tiempo, modo, aspecto, número y persona, sin embargo, están relacionadas con ellos y es importante identificarlos. Existen tres formas no personales del verbo y los podemos identificar por sus terminaciones:

Infinitivos: terminan en ar, er, ir y suelen emplearse bajo la función de sustantivos, por ejemplo: cantar, temer, reír. En la oración: Amo escuchar el cantar de las aves, la palabra “cantar” funciona como un sustantivo, en este caso, como el núcleo de un objeto directo.

Participio: terminan en ado, ido, to, so, cho y suelen emplearse bajo la función de adjetivos, por ejemplo: amado, herido, roto, impreso, hecho. En la oración: Mi amado gato partió por la mañana, la palabra “amado” funciona como un adjetivo del sustantivo “gato”.

Gerundios: terminan en ando, iendo, yendo y suelen emplearse bajo la función de adverbios, por ejemplo: jugando, barriendo, leyendo. En la oración: Jorge barrió la casa bailando, la palabra “bailando” funciona como un adverbio de modo.

Conjugaciones

La conjugación de un verbo abarca todas las posibles variaciones de este: tiempo, modo, aspecto, persona y número. Las siguientes tablas muestran las posibles conjugaciones de un verbo.

MODO INDICATIVO
Tiempos simples
Pronombres Presente Pretérito Futuro Copretérito Pospretérito
Yo escribo escribí escribiré escribía escribiría
Tú escribes escribiste escribirás escribías escribirías
Él/ella escribe escribió escribirá escribía escribiría
Nosotros escribimos escribimos escribiremos escribíamos escribiríamos
Ustedes escriben escribieron escribirán escribían escribirían
Ellos escriben escribieron escribirán escribían escribirían

Tiempos compuestos
Antepresente Antepretérito Antefuturo Antecopretérito Antepospretérito
Yo he escrito hube escrito habré escrito había escrito habría escrito
Tú has escrito hubiste escrito habrás escrito habías escrito habrías escrito
Él/ella ha escrito hubo escrito habrá escrito había escrito habría escrito
Nosotros hemos escrito hubimos escrito habremos escrito habíamos escrito habríamos escrito
Ustedes han escrito hubieron escrito habrán escrito habían escrito habrían escrito
Ellos han escrito hubieron escrito habrán escrito habían escrito habrían escrito

MODO SUBJUNTIVO
Tiempos simples
Pronombres Presente Pretérito Futuro
Yo escriba escribiera/ escribiese escribiere
Tú escribas escribieras/ escribieses escribieras
Él/ella escriba escribiera/ escribiese escribiera
Nosotros escribamos escribiéramos/ escribiésemos escribiéramos
Ustedes escriban escribieran/ escribiesen escribieran
Ellos escriban escribieran/ escribiesen escribieran

Tiempos compuestos
Antepresente Antepretérito Antefuturo
Yo haya escrito hubiera/ hubiese escrito hubiere escrito
Tú hayas escrito hubieras/ hubieses escrito hubieras escrito
Él/ella haya escrito hubiera/ hubiese escrito hubiera escrito
Nosotros hayamos escrito hubiéramos/ hubiésemos escrito hubiéramos escrito
Ustedes hayan escrito hubieran/ hubiesen escrito hubieran escrito
Ellos hayan escrito hubieran/ hubiesen escrito hubieran escrito

MODO IMPERATIVO
Pronombre Presente
Tú escribe / no escribas
Vosotros escribid / no escribáis

En el caso del modo imperativo también existe conjugación con las personas usted, ustedes y nosotros, pero tiene la misma forma que el presente del subjuntivo: escriba, escriban y escribamos, respectivamente.

Existen algunos errores comunes al momento de conjugar. Podemos hablar de dos principales:

• El presente del modo subjuntivo: es bastante común escuchar a personas decir: ojalá puédamos ir al viaje, cuando la forma correcta es: ojalá podamos ir al viaje.

• Aunque ya no está tan extendido, también es común agregar una /s/ al final de la conjugación de la segunda persona del singular en pretérito del indicativo: vinistes, en lugar de viniste; llegastes, en lugar de llegaste. Esto sucede debido a que todas las conjugaciones de la segunda persona del singular (excepto en modo imperativo) terminan en /s/ por lo que el hablante siente la necesidad de agregar ese sonido que parece faltar.

Definición. Siguiente >>

Referencias bibliográficas

Altieri, N. (1995). Manual de morfosintaxis. Puebla: Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Duarte Márquez, H. (2007). Morfosintaxis -de la oración al discurso. Puebla: Universidad Autónoma de Tlaxcala.

Autor

Escrito por Marcelo Jesús Salazar Martínez para la Edición #103 de Definición MX , en 08/2021. Marcelo es licenciado en Lingüística y Literatura Hispánica, actualmente estudia la maestría en Literatura Hispanoamericana con PNCP en la BUAP y se especializa en narrativa fantástica hispanoamericana de los siglos XIX, XX y XXI.

Más definiciones del autor