Definición de Violencia Institucional

Considerada una de las problemáticas sociales más graves de la actualidad, la violencia institucional es aquella que es ejercida desde el Estado y sus diferentes áreas contra sectores de la población que se distinguen por sus humildes condiciones de vida, y por lo tanto por su indefensión. En toda sociedad es importante que se desarrollen sistemas de control a este tipo de violencia para evitar que la misma se enquiste en el poder.

Características de la violencia más injusta y desigual

Para comenzar a explicar este tipo de este tipo de fuerza o violencia que se ejerce desde el Estado, es importante tener en claro que es esa institución, la estatal, la que debe actuar por y para los ciudadanos. Incluso por y para aquellos que son humildes. Quienes gobiernan, en todas las áreas e incumbencias, actúan y trabajan para el beneficio de la sociedad toda, por lo cual la violencia que se ejerce desde las diferentes instituciones públicas es aún más dura que aquella que se da en el ámbito privado.

Este tipo de agresión contra la vida de las personas puede darse de muchas maneras distintas. La más común y visible es la que ejercen las fuerzas policiales y que la mayoría de las veces se da en contextos de desigualdad social. La policía, la gendarmería, prefectura y otras fuerzas actúan violando sus propios límites y controlan o maltratan a sectores humildes de un modo que no lo harían con sectores más poderosos. En los barrios pobres la violencia ejercida por las fuerzas policiales, el prejuicio, el abuso policial es constante. Pero no es la única manera. Desde las instituciones públicas se puede maltratar con la negligencia, la falta de soluciones, la indiferencia o incluso también el mismo maltrato cuando una persona se presenta a reclamar por sus derechos.

La importancia de que existan organismos de control a esta problemática

Una de las formas más útiles de controlar lo más que se pueda la violencia institucional es la de sanear el modo en el que se comprende a la política, al funcionamiento del Estado. Hay países en donde los casos de corrupción y abuso policial son casi inexistentes porque existe allí una concepción amplia, abarcativa del Estado y de su rol elemental que es cuidar y asistir a la población.

Sin embargo, en aquellos países donde el poder político abusa de sus medios para violentar a sectores de la población (situación que no se limita solamente a los países subdesarrollados) es vital que existan organizaciones no gubernamentales y asociaciones que velen por la seguridad y bienestar de sus ciudadanos. Este tipo de organizaciones muchas veces incluso ayudan a denunciar y a seguir los pasos legales para que el individuo no se sienta indefenso frente al ilimitado poder del Estado.

Imagen Fotolia: nuvolanevicata

Definición Siguiente >>