Definición del Virreinato del Río de la Plata - Territorio, y Factores

Mercedes Roch
Lic. en Historia

Constituido por los actuales territorios de Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia y parte de Chile y Perú, durante las tres décadas que existió el Virreinato del Río de la Plata, ejercieron su cargo 11 virreyes. Su disolución llegó a principios del siglo XIX, variando la fecha según la región, como consecuencia de las revoluciones de independencia.

Los virreinatos eran una forma de organizar el territorio colonial bajo la figura de un virrey. El mismo se constituía como el representante del rey en América y sus funciones eran principalmente la administración de la justicia, la economía y los asuntos militares, entre otros. Si bien en un principio España organizó el territorio colonial en dos virreinatos, con el cambio de dinastía reinante, se decidió la fragmentación del territorio en nuevas sedes administrativas. Así, mediante las Reformas Borbónicas, se creó el Virreinato del Río de la Plata entre 1776 y 1777.

Formación del territorio

La Casa de Habsburgo ocupaba el trono de España al momento de la conquista de América. Su decisión administrativa fue la de crear dos virreinatos en las colonias transatlánticas: el Virreinato de Nueva España y el Virreinato del Perú.

Con el final del reinado de los Habsburgo en España en 1700, el trono pasó a manos de la Casa de Borbón. Siendo originarios de Francia, tomaron la idea de la monarquía francesa acerca de la centralización del territorio en diferentes sedes para lograr un control más efectivo del mismo.

Así, entre 1776 y 1777 se fundó el Virreinato del Río de la Plata por orden del rey Carlos III, quien puso un gran ímpetu en rehabilitar la economía del imperio, la cual estaba en crisis al momento de su asunción. Además se crearon otros nuevos espacios administrativos: el virreinato de Nueva Granada y las Capitanías Generales de Venezuela, de Guatemala, de Cuba y de Chile.

Los territorios que formaron el Virreinato del Río de la Plata fueron las antiguas gobernaciones de Buenos Aires, Paraguay, Tucumán y Santa Cruz de la Sierra, y los corregimientos de Cuyo y de Charcas. Además, el territorio se subdividió en intendencias y gobernaciones. La capital del virreinato se estableció en Buenos Aires.

Las causas de la creación del virreinato fueron variadas. Por un lado, se buscó reducir el espacio administrativo para tener un mejor control y de esa forma rehabilitar la economía, en problemas por el crecimiento del contrabando y la corrupción ejercida por los funcionarios reales. Por otro lado, la intención era poder proteger al territorio de las invasiones que tanto ingleses como portugueses estaban intentando realizar en las zonas más alejadas de las sedes administrativas.

Factores a nivel económico

Entre las principales políticas económicas tomadas por la corona, destacaron la habilitación del puerto de Buenos Aires y la creación de su Aduana en 1778. Es importante tener en cuenta que el comercio era de carácter monopólico, es decir que solo podían realizarlo los españoles y estaba prohibido para los extranjeros. A pesar de ello, en la ciudad continuó existiendo el contrabando. Todas estas cuestiones, permitieron que Buenos Aires creciera económicamente mucho más que el resto de las regiones. Así, el centro económico dejó de estar en el Pacífico (Lima) y pasó al Atlántico (Buenos Aires).

Es de destacar que la minería constituía el principal ingreso de la corona y, si bien en la actual Bolivia se realizaba cierta extracción minera, la mayor parte de la plata provenía de Perú. Así, entre el centro de extracción, ubicado en Lima, y el puerto, ubicado en Buenos Aires, se conformó una red de caminos que ayudó a las economías de ciertas regiones. Por ejemplo, Tucumán se especializó en la cría de mulas y caballos para el transporte; Córdoba se convirtió en el centro de alojamiento de los comerciantes. El Noroeste del actual territorio argentino, a su vez, proveía de alimentos a la zona boliviana de extracción minera.

Las regiones alejadas de la minería, se dedicaron al comercio interno: Misiones se especializó en la producción de yerba mate, Cuyo en el vino y aguardiente, y Santiago del Estero en el algodón. Las diferencias regionales fueron intensificándose con el correr de los años.

Organización social

La sociedad del Virreinato del Río de la Plata estaba marcada por una gran diferenciación social y étnica. En la cúspide de la jerarquía social se ubicaban los llamados “blancos”, quienes eran tanto españoles como criollos. Ellos se dedicaban al comercio, eran profesionales o tenían cargos religiosos. Los españoles de nacimiento, a su vez, eran los únicos habilitados para ejercer los cargos públicos.

Los habitantes originarios los continuaban en jerarquía. Ellos se desempeñaban principalmente en el rubro de las artesanías o como empleados domésticos. Quienes no habitaban en las ciudades, resistían a la colonia desde sus territorios.

En la última escala de la pirámide social se encontraban los africanos y afroamericanos. Ellos eran introducidos como mano de obra esclava y se dedicaban a tareas agrícolas o al servicio doméstico. Entre 1777 y 1812 ingresaron al puerto de Buenos Aires y Montevideo más de 700 barcos, con 72 mil esclavos africanos.

Definición. Siguiente >>

Referencias bibliográficas

Chiaramonte, José Carlos, “Modificaciones del pacto imperial”, en Annino, A., Castro Leiva, L. y Guerra, F-X. (dir.), De los imperios a las naciones: Iberoamérica, Zaragoza, IberCaja, 1994.

Autora

Escrito por Mercedes Roch para la Edición #105 de Definición MX , en 11/2021. Mercedes es Profesora y Licenciada en Historia, egresada de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Maestranda en Estudios Culturales Latinoamericanos. Autora de Primeras (Editorial Malisia).

Más definiciones del autor